Seleccionar página

PLAYAS

Aguas cristalinas, playas vírgenes y paradisiacas, campos de dunas, paisajes de suaves montañas que transcurren entre arena blanca, negra o dorada… Así es un paseo por el litoral de Fuerteventura. Esta isla canaria, Reserva de la Biosfera y Reserva Starlight, ofrece un gran abanico de posibilidades para disfrutar de unas vacaciones de mar en todas sus vertientes: desde el relax al ocio familiar o la práctica de deportes como el windsurf o el kitesurf, gracias al viento que sopla en algunas zonas.

EL MATORRAL

La Playa del Matorral, también conocida popularmente como Playa de La Solana o Saladar de Jandía, se encuentra en el litoral de la península de Jandía y en una de las zonas más turísticas de Fuerteventura, el pueblo de Morro Jable, municipio de Pájara.La Playa del Matorral tiene una extensión de cuatro kilómetros y está delimitada por una enorme avenida con tiendas, centros de ocio y restaurantes, y el Saladar de Jandía, un Sitio de Interés Científico para conservar un tipo de vegetación muy escasa en las Islas Canarias, resistente al agua salada. Esta zona está debidamente protegida mediante un vallado y el acceso a la playa se hace sobre pasarelas sobre este espacio natural protegido.

SOTAVENTO

Constituida en realidad por cinco playas (La Barca, Risco del Paso, Mirador, Malnombrey Los Canarios) que se pueden recorrer sin interrupción con marea baja, la costa de Sotavento es un extenso espacio de arena blanca en el que la vista se pierde, bañado por un océano de aguas turquesas. En una de ellas destaca además la belleza de la laguna poco profunda que se forma al ser rodeada por una barra de arena, ideal para quienes se inician en el windsurf. Estas playas de Sotavento conforman la estampa que nos viene de inmediato a la cabeza cuando pensamos en un paraíso virgen.

COFETE

Una de las playas más salvajes, con menos desarrollo urbano y mayores dimensiones de las Islas Canarias que agota los adjetivos. Situada en el norte de la península de Jandía, en el sur de Fuerteventura, Cofete es un regalo visual de interminable arena rubia, océano bravío y sensación total de libertad. Sus 12 kilómetros, la escasa presencia de casas, la ausencia de vías asfaltadas y la idoneidad de visitarla en 4×4 dicen mucho de sus características. El término ‘virgen’, simplemente, se inventó para estas playas. 

BUTIHONDO

La playa de Esquinzo Butihondo se encuentra junto a la urbanización Esquinzo Butihondo, al norte del gran núcleo turístico de Morro Jable. Es una playa semiurbana de casi tres kilómetros de longitud dividida en diferentes tramos, lo que le permite ofrecer grandes zonas de tranquilidad a pesar de estar en un área turística. Es por eso que la playa, situada en el sur de la isla de Fuerteventura, es perfecta para practicar nudismo con toda privacidad, tomar el sol con todas las comodidades o disfrutar de algún deporte náutico. 

COSTA CALMA

Muy cerca del pueblo de La Lajita, en el sur de la isla de Fuerteventura, se encuentra la playa de Costa Calma, una playa turística con dos kilómetros de arena blanca y refrescantes aguas turquesas. Su paradisíaca orilla invita a recorrerla en un tranquilo paseo con unas impresionantes vistas a una costa llena de montañas ocres, suavizadas por la erosión. Protegida del viento por varios hoteles y apartamentos, si el visitante decide descansar en alguno de los resorts para pasar sus vacaciones, con solo unos pasos sobre la suave arena puede salir de la piscina y sumergirse en el mar.

GRANDES PLAYAS DE CORRALEJO

Muy cerca del núcleo turístico de Corralejo, en el nordeste de la isla de Fuerteventura, se encuentran las conocidas internacionalmente como Grandes Playas de Corralejo, nueve kilómetros de playas paradisíacas bordeadas por las Dunas de Corralejo, las más grandes de las Islas Canarias. Un lugar donde aguas turquesas acarician una costa cubierta por arena de jable, un tipo de arena blanca formada de forma natural a partir de la erosión de conchas marinas. Con grandes propiedades exfoliantes para la piel, el jable convierte estas playas en un auténtico spa de la naturaleza con vistas a las islas de Lobos y Lanzarote. 

LA CONCHA

En el noroeste de la isla de Fuerteventura se encuentran las playas del pueblo marinero de El Cotillo. Hacia el norte se extienden como una serie de calas familiares de arena blanca y calmadas aguas turquesas. Entre ellas está la playa de La Concha, una de las más famosas de la isla de Fuerteventura por su tranquilidad, belleza y calidad. Y su proximidad al pueblo brinda la oportunidad de disfrutar, en una terraza con vistas al mar, de un majestuoso atardecer donde el cielo cambia del ocre al violeta en cuestión de minutos. 

CALETA DE FUSTE

En Caleta de Fuste, en el este de la isla de Fuerteventura, se encuentra una playa para relajarse bajo el sol de las Islas Canarias. La playa de El Castillo es una playa tranquila que tradicionalmente fue utilizada como punto vacacional para los residentes de Puerto del Rosario. Una playa muy segura, de suave arena rubia y aguas tranquilas durante todo el año al estar situada en una bahía. Ideal para unas vacaciones relajantes junto al océano Atlántico.

ISLA DE LOBOS

Vale la pena tomar un barco para llegar, en apenas 15 minutos, a este pequeño islote paradisíaco y disfrutar de un inolvidable día en La Concha, la mejor playa de la isla, de arena blanca y tranquilas y transparentes aguas. Pero también podemos darnos un chapuzón en las piscinas naturales del Puertito, de un azul cristalino y una belleza sobrecogedora. Las aguas transparentes contrastan con el fondo volcánico, y el resto del islote, catalogado Parque Natural, también merece un paseo para disfrutar de sus bonitas vistas a Lanzarote y Fuerteventura.